CORUÑA_COACHING_BLOG_03_1150x400

Visión de futuro: motivación y felicidad

Hoy te acerco un pequeño cuento muy especial que tiene que ver con la visión de futuro, la motivación y la felicidad. Y al final de este post te hago una pregunta coachinera (si nunca has hecho un proceso de coaching, te advierto, que las preguntitas se las traen): ¿Para qué te levantas cada mañana? Yo me la he hecho, y de vez en cuando, necesito volver a hacerlo, para centrarme y seguir el camino. Espero que te guste, te ayude a reflexionar y a encontrar el tuyo.

Cuenta una leyenda, que un viajero francés, haciendo el camino de Santiago, allá por el año mil doscientos y algo, pasó por un pueblecito, y vio a tres canteros trabajando, haciendo lo mismo, pero con una actitud muy distinta, lo que le llamó la atención. Se paró un buen rato a mirarlos y observó lo siguiente:

El primer cantero, cada poco tiempo, paraba para quejarse y maldecir su suerte, se sentía víctima, a disgusto con lo que hacía. El segundo cantero hacía su trabajo meticulosamente, en silencio. No se quejaba, pero sí paraba de vez en cuando para observar el trabajo que estaba llevando a cabo. El tercer cantero, mientras trabajaba, silbaba y canturreaba. Se podía apreciar fácilmente, que disfrutaba con lo que hacía.

Alucinado, y con una enorme curiosidad, el viajero se acercó a los tres, y les preguntó qué era lo que hacían. El primer cantero respondió a regañadientes: ¿es que no lo ve? Trabajo de sol a sol picando piedras, haciendo lo mismo día tras día, semana a semana, mes a mes. ¡O me abraso si hace sol o me empapo si llueve! Siguió maldiciendo y quejándose. Vivía en el Qué: se sentía atado a su trabajo, atado a su mala suerte, no viendo más allá, sin ningún sentido. Pero la insatisfacción estaba en él, no en el propio trabajo.

CORUÑA_COACHING_BLOG_04_1150x400

El segundo, sorprendido, le explicó lo que hacía, su método de trabajo, cómo centímetro a centímetro de piedra, iba tallando, para que quedaran perfectas. Estaba situado en el Cómo: el sentido de su trabajo era la perfección en su ejecución, la satisfacción del trabajo bien hecho, porque además sabía, que iba a repercutir en los demás.

El tercero, que ya esperaba la pregunta, lo recibió con una sonrisa mientras le contestó: Estoy construyendo la catedral de Burgos!. Sabes desde dónde vivía este hombre su trabajo? Tenía claro su Para Qué: tenía visión de futuro, y su motivación y felicidad radicaba en la trascendencia de su trabajo, en ir mucho más allá.

Cuando tenemos claro nuestro Para Qué (qué nos motiva, qué da sentido a lo que hacemos, qué nos da trascendencia, como profesionales, como personas, etc) tenemos una brújula interna que nos dice cuál es el mejor camino, desechando aquellos que nos apartan de él.

Lo curioso, es que la mayoría de las personas, no tiene claro cuál es su Para qué. Vamos de un lado a otro, desde que nos despertamos, sin saber para qué lo hacemos. Y el saberlo, nos permitiría sentirnos más felices, actuar con más conciencia, sentirnos más motivados, trascender a las situaciones y circunstancias que vivimos, porque las veríamos como lo que son: un mero escenario, donde podemos dar lo mejor de nosotros mismos para conseguir nuestros objetivos, nuestro Para Qué. Incluso, hasta podríamos generar y provocar nuevos escenarios, pasando de ser meros observadores, a los protagonistas, e incluso guionistas de nuestra propia vida.

Y ahora, tal y como te dije, te regalo la pregunta: Y tú… ¿Para qué te levantas cada mañana?

3 Comments
  • Adriana
    Posted at 02:04h, 19 abril Responder

    Mi padre con 13 años perdió a su padre y tuvo que empezar a vivir cosas que no eran propias de su edad.
    Cuando yo tenía 17 años me vio un poco desorientada al no saber que podría hacer, surgieron muchas ideas. Pero me dio un gran consejo que hoy en día pienso que fue el mejor que he recibido, y hoy quiero compartirlo con vosotros: SIEMPRE HAZ LO QUE TE HAGA FELIZ Y LO QUE HAGAS Y DE LO QUE DECIDAS SER, SIEMPRE SE LA MEJOR.
    Hoy a los 33 años, después de creer y crear un proyecto de la nada, una empresa que nació con mucha ayuda, ayuda de amigos y familiares, puedo decir que aún utilizo ese consejo. LA MOTIVACIÓN que podamos buscar, solo la encontraremos en nosotros mismos, el límite de hasta donde queremos llegar, solo nos lo ponemos nosotros y la FELICIDAD que pasamos buscando toda la vida, muchísimas veces esta tan cerca y se resume en las pequeñas cosas que nos rodean. Es por ello que MUCHAS VECES esos para que? ……. son los que nos impulsan a construir nuestra CATEDRAL. Mil besos

  • Un Blog: En las nubes - Coruña Coaching
    Posted at 01:11h, 09 julio Responder

    […] se nota…Y mucho. En mi post Visión de futuro: Motivación y Felicidad, recordarás que te hablé de la importancia de tener claro nuestro Para Qué y así poder ser los […]

Post A Comment

*