una_clave_para_acabar_el_día_llena_de_satisfacción_blog_01_1150x400

Una clave para acabar el día llena de satisfacción

Hoy Coruña Coaching te trae una clave para acabar el día llena de satisfacción. Se trata de un ejercicio muy chulo que puedes comenzar a poner en práctica hoy mismo.

Normalmente, nuestro día a día se desarrolla así: nos despertamos y nos ponemos en marcha. Nos preparamos, vestimos, desayunamos y empezamos a funcionar. Llevar a los niños al cole, ir a trabajar, empezar las rutinas de casa…

Llega el mediodía, comemos, seguimos haciendo lo que toque por la tarde. En nada llega la hora de la cena, quizás relajarnos un rato o preparar lo del día siguiente y a dormir.

No sé si a ti te pasa, pero durante muchos años, cuando llegaba el momento de irme a la cama, seguía dándole vueltas a la cabeza a todo lo que había pasado o a todo lo que tenía que hacer el día siguiente. Si tenía alguna preocupación, también era en ese momento cuando más cobraba vida en mi cabecita.

E incluso si todo estaba bien, me limitaba a cerrar los ojos y dormir. En ningún momento me paraba a cerrar mi día con conciencia. Vivía sumergida en la rutina, en modo robot.

Y eso me llevaba a vivir como si fuera una pelota de Ping Pong: si las cosas habían ido bien, el día había sido bueno y yo estaba bien. Si las cosas habían ido mal, el día había sido malo y yo estaba mal. Ese era el resumen de mi día.

Era una mera espectadora. Lo que me hacía sentir satisfecha estaba fuera de mí. Podía ser algo bueno que me pasara, mi hija, o que mis planes salieran como había previsto.

Pero en ningún momento ponía el foco en mi misma… ¿Qué había hecho yo ese día por lo que me sintiera satisfecha?

Por eso hoy en Coruña Coaching quiero compartir contigo una clave para acabar el día llena de satisfacción.

Porque independientemente de cómo haya ido, estoy segura de que has hecho cosas de las que te puedes sentir satisfecha. Y lo más importante: porque puedes acabar el día con ellas en mente.

 

una_clave_para_acabar_el_día_llena_de_satisfacción_blog_02_1150x400

 

Créeme, es un ejercicio muy potente que además de aportarte conciencia y auto conocimiento, te va a permitir cerrar tu día con tranquilidad, optimismo y una sonrisa en la cara. Y tu autoestima también se beneficiará.

Así que te propongo este ejercicio y tiene que ser antes de dormir: ten a mano una libreta y un boli, y apunta cada noche 3 cosas de las que te sientas satisfecha de ti misma en ese día.

¡Sí, 3!  Pueden parecer muchas. Puede que al principio te cueste encontrarlas. Pero te aseguro que las hay. De hecho, habrá muchas más.

Se trata de generar un hábito. Poco a poco te resultará mucho más fácil.

Te pongo un ejemplo, el mío de ayer:

  • Hoy me siento satisfecha por haber adelantado la preparación de las redes sociales de esta semana.
  • También me siento satisfecha del risotto tan rico que hice para comer.
  • Y me siento muy satisfecha por haber ido a Pilates aunque no me apeteciera mucho.

 

O el de antes de ayer:

  • Me siento satisfecha de haber sido asertiva con el dependiente de la tienda y expresarle mi desacuerdo.
  • También me siento satisfecha por haber organizado tan rápido y bien el cumpleaños de mi hija.
  • Me siento súper satisfecha de mi sesión de hoy.

 

Como ves, no es que sean grandes cosas ni tampoco extraordinarias. No hace falta. Se trata de reconocernos lo que hemos hecho bien y acabar nuestro día con ese reconocimiento. Elegir cerrarlo con satisfacción y cosas positivas, y siempre con el foco en nosotras, no en las circunstancias.

Hay más ejercicios para cerrar el día de forma positiva. Y en Coruña Coaching los iré compartiendo contigo. De momento, puedes empezar con una clave para acabar el día llena de satisfacción.

¿Te animas?

 

 

 

 

 

1Comment
  • Ana María betancourt key
    Posted at 19:14h, 17 mayo Responder

    Me encanta 👍🏻

Post A Comment

*