un_plan_diferente_me_apunto_a_ser_feliz_blog_01_1150x400

¿Un plan diferente? Me apunto a ser feliz

Hoy en Coruña Coaching quiero compartir contigo ¿Un plan diferente? Me apunto a ser feliz. Es un post más personal que espero que te ayude a reinventarte y buscar alternativas cuando las cosas no salen como queremos a veces… Porque ese es mi Para qué: aportar mi granito de arena para que seas la mejor versión de ti mismo.

A mí me encanta el verano. Lo adoro. Es mi estación del año favorita. Y lo necesito. Necesito vestirme con ropa ligera, ver el cielo azul, sentir la brisa cálida, olerlo (no sé si a ti te pasa, pero a mi el verano me huele), bañarme en el mar y secarme al sol, disfrutar de la calle y las terrazas. El verano me da vida, mucha.

Y normalmente espero ansiosa a que llegue e intento disfrutarlo al máximo, todo lo que puedo. Y desde los últimos años, para mi el verano se traduce en volver al paraíso, mi paraíso particular: Grecia.

Y cuando mucha gente me pregunta…¿Otra vez Grecia? ¿No quieres ir a otro sitio? Mi respuesta siempre es la misma: No. No si para ir a otro sitio, tengo que no ir a Grecia. Si tengo que escoger un único sitio donde pasar 10 días, ése es Grecia. Grecia me ha dado algo que no he sentido jamás en ningún otro sitio, ni siquiera en mi tierra (y mira que los gallegos tenemos morriña por nuestra tierra).

Una sensación de que estoy en el lugar correcto, en el momento correcto y que va mucho más allá de estar de vacaciones y pasártelo bien. Es una conexión tan grande y una plenitud tan intensa con todo: el lugar, la gente, el mar turquesa, la comida, conmigo misma…Una sensación de paz, de que estoy en mí, que no se puede expresar con palabras. Es “mi lugar”.

Todo esto te lo cuento, porque este verano no sé si podré ir. Por distintos motivos, pero es probable que no pueda tomarme “ese momento” tan esperado. Así que me he puesto manos a la obra para ponerle solución, porque no pienso dejar que el verano pase sin pena ni gloria. Eso no.

Y tal y como te comentaba en mi post anterior, detrás de un deseo siempre se esconde una necesidad. Y es necesario atender esa necesidad. Si sólo cumplimos el deseo, viviremos permanentemente enganchados a la necesidad que lo sustenta.

Si en este caso, lo que necesito es esa sensación que obtengo de plenitud estando en mi paraíso particular, quiero buscar alternativas que la satisfagan. Quiero sentirme igual de bien aquí, a la gallega.

Y para ello he decidido que si no puedo ir a Grecia, Grecia puede venir a mi, al menos un poquito. Y también he hecho un listado de cosas que sí puedo hacer y con las que voy a obtener esa misma sensación de plenitud:

  • Leerme dos buenas novelas (ya empecé la primera y me está encantando)
  • Ir a la playa con cada rayo de sol que asome. No es el mediterráneo turquesa y calentito, pero puedo buscar calas preciosas gallegas, que no conozco aún,  para tener esa misma sensación de estar en el paraíso.
  • Buscar recetas griegas y darme un homenaje alguna noche. Ya he seleccionado la primera que voy a hacer: croquetas de calabacín. ¡Nos chiflan!

 

un_plan_diferente_me_apunto_a_ser_feliz_blog_02_1150x400

 

  • Animar a mis amigos griegos a que me visiten este año, aunque sea sólo unos días.  Dimitris y María, come here please!
  • Hacer un listado de cosas que nunca he hecho y me gustaría al menos probar, escoger una y…¡A por ello!
  • Quedar con algún amigo a quien hace mucho que no veo y dedicar el tiempo necesario a ponernos al día y disfrutar del encuentro.
  • Apuntarme por fin a clases de portugués o griego online. Llevo tiempo queriendo hacerlo. Me encantaría aprender ambos.
  • Ir buscando vuelos baratos para que en cuanto pueda hacerme una escapada, aunque sea de 2 o 3 días, darme un paseito por algún rincón de Europa (me queda mucho por conocer) y sentir que he viajado.
  • Hacer por fin  1 curso al que me apunté hace unos meses  de blogging y marca personal, que tenía pendiente por falta de tiempo y que me apetece muchísimo.
  • Fin de semana de chicas con algún plan diferente.
  • Buscar restaurantes nuevos para probarlos. Me hablaron de un japonés el otro día que dicen que es una pasada.
  • En fin…Llenarme de experiencias. Que el verano no se quede simplemente en  mi estación favorita, sino que pueda recordar lo que he vivido este verano. Buscar experiencias bonitas, distintas a las habituales y que me hagan conectar conmigo misma.

 

¿Y tú? ¿Cómo vas a pasar tu verano? ¿Tienes en mente tu listado de cosas que hacer para enriquecerte si no puedes hacer eso que deseas? ¿Sabes cubrir tus necesidades o te quedas en satisfacer deseos?

Hoy  he querido compartir contigo  cuál es mi plan de acción para poder sentirme plena y feliz este verano. Para que en vez de patalear porque no puedo llevar a cabo mis planes, buscar alternativas que cubran esa necesidad y mi verano sea digno de recordar, nutritivo y especial.

Y lo he compartido para que veas que se puede hacer. No desde la resignación, sino de la aceptación. ¿Recuerdas que te hablé de ello en este post?

Así que desde Coruña Coaching espero que ¿Un plan diferente? Me apunto a ser feliz te haya ayudado si estás en una situación parecida. No sólo con el verano,  o con que no puedas viajar, sino con cualquier situación que se te presente y que no sea lo que tenías pensado.

Se puede ser feliz de mil maneras diferentes. Sólo busca alternativas que cubran tu necesidad. ¿Te apuntas a ser feliz?

 

4 Comments
  • Maria Jose
    Posted at 18:08h, 19 julio Responder

    Me encanta!!! Pero t falto algo en esa lista: visitar a tus primos unos dias en Lisboa 😋😋😋

  • Tati
    Posted at 21:03h, 19 julio Responder

    Tienes mucha razón. Siempre hay dos opciones frente a un contratiempo: amargarse la vida y encima no conseguir lo que quieres, o buscar otros caminos
    para ser feliz.
    Gracias preciosa

    • Patri Human Coaching
      Posted at 18:49h, 20 julio Responder

      Gracias por tu comentario Tati. Efectivamente, hay que reinventarse, reorganizarse y elegir siempre ser feliz. ¡Un beso grande!

Post A Comment

*