quieres_comunicarte_mejor_con_tus_hijos_4_rutinas_que_te_ayudarán_blog_01_1150x400

¿Quieres comunicarte mejor con tus hijos? 4 rutinas que te ayudarán

Hoy Coruña Coaching te trae  ¿Quieres comunicarte mejor con tus hijos?  4 rutinas que te ayudarán. Un post pensado para ti y tu familia.

Cada familia es un mundo. Y dentro de ese mundo, interactuamos de mil formas distintas. Pero si de algo estoy segura, es de que todos queremos que nuestras relaciones familiares sean buenas y  felices.

Y si somos madres/padres ya ni te digo. Como padres intentamos hacer las cosas de la mejor manera posible porque los niños no vienen con instrucciones. Por eso este post tampoco pretende dártelas. Simplemente son rutinas que funcionan muy bien. Para comunicarnos mejor, para relacionarnos mejor, para unirnos.

Porque muchas veces, en el día a día, ocupados y cansados por el trabajo nos olvidamos un poco  de cuidar los pequeños detalles. O simplemente porque muchas veces no somos conscientes de que con pequeñas cosas podemos mejorar la relación con nuestros hijos, permitir que la comunicación fluya y entendernos mejor.

Mientras son chiquitines lo vamos llevando, pero cuando llega la adolescencia a veces la cosa se complica. Y digo a veces porque no todas las adolescencias son iguales.

Tengan la edad que tengan tus hijos, cultivar estas pequeñas rutinas o hábitos te permitirán mejorar la comunicación y la relación familiar. Estas son las 4 rutinas que quiero compartir contigo hoy:

 

1. Ponte en su lugar a la hora de comunicar.

 

Sí, en el suyo. Muchas veces la comunicación es difícil porque el emisor transmite el mensaje sin pensar en el receptor. Imagínate una radio. Sintoniza con su canal. ¿Qué le gusta hacer? ¿Cuáles son sus prioridades? Pues comienza hablando de ello. Abre un canal de comunicación.

Voy a ponerte un ejemplo muy gráfico y para ello quiero que me contestes a la siguiente pregunta: ¿Cuál es tu comida favorita? ¿La tienes en mente? Perfecto.

Ahora quiero que imagines por un segundo que te invito a venir conmigo a pescar truchas. ¿Sabes qué tienes que usar como carnada para pescar truchas? ¿Qué sería lo ideal?  ¿Qué les gusta a las truchas? No sé si alguna vez has pescado truchas, pero si buscas en internet las truchas pican muy bien el anzuelo si les pones una lombriz.

Estoy segura de que si quieres pescar truchas, no les pondrías como carnada tu comida favorita, ¿Verdad?

¿Y porqué entonces muchas veces, a la hora de comunicarnos con nuestros hijos, es lo que hacemos? Así que ya sabes, si quieres “que tu hijo pesque el anzuelo” de la comunicación enfócate en lo que le gusta a él, no a ti.

 

quieres_comunicarte_mejor_con_tus_hijos_4_rutinas_que_te_ayudarán_blog_02_1150x400

 

2. Haz preguntas abiertas.

 

Preguntas que permitan que la respuesta sea más que un simple sí o no, más que un bien o mal. En vez de preguntar ¿Qué tal en el cole? o ¿Qué tal el día?… Puedes utilizar otro tipo de preguntas que siempre ayudan a iniciar una buena conversación. Aquí tienes un par de ellas como ejemplo:

¿Qué es lo mejor/peor que te ha pasado hoy?

¿Cuál es tu compañero más divertido de clase? ¿Por qué es tan divertido?

Si pudieras cambiar algo del día de hoy…¿Qué sería?…¿Por qué?

 

3. Crea y cuida vuestros pequeños rituales.

 

Cada familia tiene algún pequeño ritual: motes cariñosos, guiños de humor, alguna actividad concreta que os guste hacer juntos…Es importante crearlos y mantenerlos siempre vivos. Incorporar otros nuevos a medida que las edades cambian. Los rituales, esas pequeñas rutinas que son sólo vuestras, unen mucho. Son cosas que os afianzan como familia. Y que permiten espacios de comunicación íntimos.

En mi casa tenemos muchos: cada uno tiene un nombre cariñoso que sólo utilizamos entre los 3, nuestros momentos de ver series en el sofá con rascadas de espaldas y piernas incluidas, ese momento en que al probar el primer bocado de la comida nos damos un beso diciendo lo rica que está, etc….

¿Cuáles son los tuyos?

 

4. ¡Que vivan las muestras de cariño!

 

Comunicarse no es sólo a través de las palabras. Los gestos, el cuerpo, el contacto físico comunica también. Muchas veces un gesto, una mirada, un abrazo, transmite mucho más que una frase. Así que dí cada día cuánto les quieres, bésales, achúchales y abrázales. Baila con ellos la música que les gusta. Haced algún tipo de actividad física en familia, aunque sea bañaros juntos en la playa en verano. Juega.

 

Y esto es todo por hoy en Coruña Coaching. Espero que ¿Quieres comunicarte mejor con tus hijos? 4 rutinas que te ayudarán te haya gustado. Mejorar la comunicación va a  influir positivamente en nuestra familia y  nos va a llenar de satisfacción siempre.

 

 

 

 

 

4 Comments
  • Tati
    Posted at 22:06h, 20 febrero Responder

    Maravilloso!!!!
    Completamente de acuerdo

  • Maria Jose
    Posted at 23:43h, 20 febrero Responder

    Me encanta! Hace tiempo lei sobre lo que hablas aqui de hacer preguntas abiertas y es increíble, em mi caso, lo que mi peque me cuenta y con qué entusiasmo! A veces el se emociona contando las cosas que pasaron en cole, con amigos o simplemente juegos que inventaron…. y me hace feliz !!!
    Gracias mas una vez Patri por compartir!

    • Patri Human Coaching
      Posted at 12:37h, 27 febrero Responder

      ¡Gracias a ti, María Jose! Sí, es fascinante ver cómo se abre un mundo de posibilidades en la comunicación si utilizamos las preguntas adecuadas.
      Me alegro muchísimo que lo hayas comprobado y que disfrutes tanto de la comunicación con tu peque. ¡Un beso inmenso para los dos!

Post A Comment

*