magia_o_milagro_por_qué_me_apasiona_el_coaching_blog_01_1150x400

Magia o Milagro: por qué me apasiona el coaching

Hoy en Coruña Coaching toca este post más personal: Magia o milagro: por qué me apasiona el Coaching ,en donde quiero compartir contigo una metáfora para explicarte cómo me siento al vivir mi gran pasión.

Hace unos meses, te hablé en este post sobre la conferencia que dí en Aspace y la extraordinaria experiencia que viví allí. En un momento dado,  les hice una pregunta a los asistentes que hoy quiero trasladaros al blog: ¿Os gusta la magia?

A mi me encanta la magia. Desde pequeña. Me sigo quedando boquiabierta cada vez que un mago hace un buen truco de magia. Y además el efecto me dura horas. Me puedo pasar incluso días pensando en ello, en cómo lo habrá hecho para que los demás no nos demos cuenta. Me parece asombroso.

Porque soy consciente de que detrás de cada truco de magia, hay un inmenso trabajo que le precede. Me impresiona la capacidad creativa de muchos magos e ilusionistas, fantaseo con las horas que se habrá pasado pensando, haciendo pruebas, practicando cada movimiento, cada escenario…Hasta que al final obtiene ese magnífico resultado que nos deja a todos (a mi mucho, ya te digo) con la misma cara de asombro de un niño cuando ve algo así por primera vez.

Me da igual que me digan…¡Pero si es un montaje para la tele! Me alucina el trabajo que hay detrás exactamente igual. Pues se trata de un montaje espectacular. Creo que hay que saber hacerlo, y hay algunos profesionales del tema que se llevan la palma. Son alucinantes. En mi casa hasta bromean sobre mi cara cada vez que veo un episodio de Dynamo, jajaja…

Ahora, después de esta breve reflexión, quiero que pienses en otro concepto: un milagro. Sin meternos en cuestiones religiosas o de fe, quiero preguntarte qué es lo caracteriza a un milagro.

¿Lo tienes? Pues bien, para mí un milagro es algo que ocurre sin que nosotros intervengamos lo más mínimo. Es como si un día te acostaras de una manera, y cuando te levantaras…¡Zas! Algo hubiera cambiado. Pero tú no has sido consciente. No hay un trabajo previo detrás, no hay horas de esfuerzo y sacrificio, simplemente ha ocurrido.

Puede que lo que haya pasado (el milagro en sí) nos ponga muy contentos si es algo que nos favorece. Pero aún así, esta situación tendría una cara B. Y es que estaríamos vendidos, porque de la misma forma que ha ocurrido sin que yo haya intervenido en lo más mínimo, puede volver a desaparecer.

 

magia_o_milagro_por_qué_me_apasiona_el_coaching_blog_02_1150x400

 

Sin embargo, si volvemos a la magia, aquí no estamos vendidos. Si practico lo suficiente, si genero muchas alternativas, creo nuevos escenarios, si tomo conciencia de donde están mis errores, de cuáles son mis fortalezas, y trabajo lo necesario, puedo crear magníficos trucos y ser un mago excepcional.

Pues bien, todo esto te lo cuento, porque como Coach  para mí lo que se produce cuando la persona toma conciencia de sí misma y empieza a hacer cambios en su vida, consiguiendo finalmente su objetivo, es auténtica y pura magia.

Es fascinante observar sus tomas de conciencia y ver poco a poco como con su esfuerzo y compromiso va autodescubriéndose, aceptándose, entendiéndose, bajando aquellas barreras que le impedían progresar o cambiar y encontrando nuevos caminos (sus propios caminos) hacia su felicidad.

Me siento privilegiada y es un honor para mí ser partícipe de esos procesos de cambio. Y desde la más absoluta humildad, me siento bendecida al poder aprender y crecer con ellos. Porque parte de la magia del coaching es también la relación que se va conformando entre el coach y su coachee: se va abriendo poco a poco la confianza y se llega a una complicidad sincera y sana, en la que ambos crecemos desde el respeto.

Para mí las personas que hacen un proceso de Coaching son personas muy valientes y así se lo hago saber desde el principio. Dispuestas a crecer, aunque a veces no sea cómodo, y sobre todo a mejorar sus vidas. No esperan a que ocurra un milagro. No quieren estar vendidas, sino tomar las riendas de su vida eligiendo ser pilotos y no pasajeros Son conscientes del intenso trabajo personal que van a hacer y están dispuestas a ello. Y es entonces y sólo entonces, cuando empieza la magia.

Sinceramente no me veo haciendo otra cosa. Quiero seguir aportando mi pequeño grano de arena y contribuir en lo que pueda a que las personas hagan magia con su vida. Y digo pequeño, no porque desmerezca ni mi formación ni el papel que ejerzo en dichos procesos de coaching, sino porque la satisfacción y felicidad  al observar el crecimiento de las personas  que recibo a cambio es inmensa. Por eso me apasiona lo que hago.

Esto es todo por hoy en Coruña Coaching. Espero haber sabido transmitirte lo que siento a través de Magia o Milagro: por qué me apasiona el Coaching . Y espero también que te des cuenta de que muchas veces, aunque nos pasemos la vida deseando conseguir algo, en realidad lo que hacemos es quedarnos sentados esperando a que algo o alguien cambie. A que ocurra un milagro.

Pero si tomas las riendas de tu vida, si te esfuerzas por cambiar y conseguir aquello que deseas, puedes hacer auténtica magia. ¿Te animas a hacerla?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

*