Autoestima_un_viaje_con_varias_paradas_Quieres_conocerlas_blog_01_1150x400

Autoestima: un viaje con varias paradas. ¿Quieres conocerlas?

Hoy en Coruña Coaching te traigo Autoestima: un viaje con varias paradas. ¿Quieres conocerlas? Y me encantaría aclarar para empezar, que nada de lo que yo diga es la verdad.

Es simplemente mi opinión, basada en mi formación y en mi experiencia, tanto vital como profesional.

No voy a hablarte de conceptos, porque ya nos los sabemos de memoria. Y mal que bien, sabes lo que es la autoestima. ¿Verdad?

Me encantaría que cuando leyeras este post lo único que te llevaras es un poquito más de conciencia de ti misma, desde la tranquilidad y la observación. Desde el equilibrio y sobre todo, desde lo que a ti en concreto te hacer sentir mejor o peor en tu día a día.

Porque creo que muchas veces tanta información y tantos conceptos lo único que hacen es confundirnos. Eso, y llevarnos a un nivel de autoexigencia que más que ayudarnos nos fastidia la vida.

Y parece que si no tenemos una autoestima perfecta no vamos a llegar a nada en la vida.

Y esto, no sólo no es real, sino que produce frustración.

Porque la verdad es que nadie tiene la autoestima perfecta.

Y porque mientras más busquemos la perfección, más nos alejaremos de ella.

No existe la perfección.

Existe el equilibrio. Y es a lo que debemos tender. A pensar, sentir y actuar buscando el equilibrio necesario que nos aporte satisfacción y bienestar en la vida.

A querernos, pero sobre todo, a querernos bien.

Porque se trata de tener relaciones sanas y equilibradas. Y la primera y más importante es la que tienes contigo misma.

Y se puede conseguir desde la tranquilidad y poco a poco. No desde las prisas, los estándares y la comparación. Mira que nos gusta compararnos… Y nos hace tanto daño…

Ya sé que parece que fulanita, menganito o zutanito son híper seguros y se encantan. Pero la realidad es que ellos, como tú, como yo y como todo el mundo, tienen carencias, inseguridades, situaciones o momentos que los tambalean como al que más.

Porque nadie es perfecto. Y porque somos seres humanos.

Se puede ser muy seguro o tener la autoestima mejor en un aspecto en concreto, y en otro tenerla un poquito peor o más resentida. También puedo tenerla hoy genial y dentro de un mes ocurrir algo que me haga tenerla más bajita o sentirme más insegura.

 

Autoestima_un_viaje_con_varias_paradas_Quieres_conocerlas_blog_02_1150x400

 

No quiero que me malinterpretes. No quiero decir que el tener una autoestima sana no sea importante. ¡Claro que lo es!

Tampoco quiero decir que debas quedarte con los brazos cruzados y no hacer nada para cambiar aquello que te está impidiendo quererte y ser feliz.

Simplemente te digo que esto no es una carrera. Ni hay nadie mejor que nadie. Es un aprendizaje continuo, y debe ser bonito y enriquecedor. Se  trata de disfrutarlo mientras tanto.

A mi me gusta hablar de autoestima como un viaje: un viaje a través de ti misma, donde no hay prisas ni obligaciones. En el que vas a redescubrirte y donde el destino es tu equilibrio.

Donde te encuentres a gusto contigo misma y cuando no sea así, no te angusties ni te juzgues. Simplemente te pares a repostar, ponerte a punto y continuar.

Y por mi experiencia, vital y profesional, creo que tener una autoestima equilibrada y sana, pasa por trabajar ciertos aspectos importantes que la conforman, de forma progresiva. Es decir, para mi el viaje tiene varias paradas.

¿Cuáles son esas paradas? ¿Quieres conocerlas?

 

  • En primer lugar, conocerte en profundidad. Ser consciente y tener la intención de conocer no sólo esos aspectos que te gustan, sino aquellos que no te gustan tanto. Esos incluso que tapas e intentas esconder a los demás por miedo a no ser aceptada.

 

  • Una vez que te conoces, toca aceptarte. Y esto es algo que nos cuesta un montón. Porque pensamos que aceptar algo que no nos gusta es resignarnos. Y para nada es así. La aceptación  nos permite actuar, nos permite cambiar aquello que no nos satisface. Mientras que no hacerlo, supone anclarte en una permanente lucha contigo misma. Te hablé de ello aquí, ¿recuerdas?

 

  • Si te aceptas, lo siguiente será respetarte. Y respetarte es tratarte bien, hablarte bien y cumplir con tu palabra, con la que te das a ti misma. Porque tu palabra es tu identidad.

Y de la misma manera que cuando le damos nuestra palabra a los demás solemos cumplirla porque va en ello nuestra “credibilidad”, es importante cumplir también cuando nos la damos a nosotras.

Cumplir con tu palabra te aportará confianza en ti misma. Te permitirá creer y confiar en ti.

  • Y una vez que me conozco, me acepto y me respeto, confiando en mí misma, puedo valorarme. Entonces es cuando me quiero.

Y cuando me quiero…Se abren ante mi mil posibilidades que antes no veía, mil oportunidades de cambio y crecimiento.

Parece difícil pero con intención, dedicación y compromiso se consigue. Creemos que es difícil porque lo fácil es seguir como siempre, sin hacer nada. Pero no lo es. Se puede hacer y merece la pena.

Y si no nos sentimos capaces de hacerlo o no sabemos cómo llevarlo a cabo, entonces podemos pedir ayuda. El Coaching Personal es una excelente opción para apoyarte y ayudarte a conseguirlo.

Me despido de ti en Coruña Coaching con Autoestima: un viaje con varias paradas. ¿Quieres conocerlas? Espero que te haya aportado un puntito más de conciencia y de tranquilidad, y desde ahí poder ver qué paradas del viaje son las que te cuestan más para así poder buscar el equilibrio que necesitas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

*

Autoriza al tratamiento de los datos facilitados de conformidad con lo establecido en el aviso legal